Historia

Breve Reseña Histórica de Clorinda

Clorinda es la segunda ciudad en importancia de la provincia de Formosa, Argentina. Es la cabecera del departamento Pilcomayo. Se encuentra ubicada en la margen derecha del río Pilcomayo aproximadamente 10 km de la desembocadura en el río Paraguay.

La ciudad de Clorinda se localiza a 4 km de la frontera con la República del Paraguay y a 115 km de la Capital Provincial. Se encuentra unido al Paraguay por el Puente internacional San Ignacio de Loyola, sobre el río Pilcomayo, y el Puerto Falcón (Paraguay). En dicho puente finaliza la ruta 11.

La Patrona es Nuestra Sra. de los Ángeles.

Contaba con 47.240 habitantes (INDEC, 2001), lo que representa un 25 % más que los 37.592 habitantes (INDEC, 1991) del censo anterior. Actualmente superaría los 50.000 habitantes.

Parque Nacional Río Pilcomayo, cuenta con mucha vida silvestre Laguna Blanca, con yacarés y gran variedad de aves. La laguna es ideal para nadar. Las instalaciones del parque son buenas y permiten acampar tranquilamente.

La ciudad de Clorinda, causa y efecto de la presente investigación, carece de fecha de fundación, es decir, no cuenta con el documento por el cual fue institucionalizada como urbanización y principio de asentamiento humano producto del espí¬ritu emprendedor de un conquistador o colonizador, tal como ocurriera con gran cantidad de las localidades argentinas. Mas aun, iniciada la ocupación del Gran Chaco Austral, el reconocimiento de los limites territoriales con la Republica de del Paraguay, después de los acuerdos de post guerra en la configuración de la triple Alianza, fueron nuevos descubrimientos para quienes, como nuestro país, se beneficio incorporando extensas áreas geográficas que hoy comprenden la Provincia de Formosa al norte del rí¬o Bermejo y al sur del río Pilcomayo.

El primer propósito de la dirigencia nacional, luego de la larga historia de luchas civiles, era la de constituir la institucionalidad y consolidar entre la coyuntura internacional su lugar entre las naciones del orbe y afianzar el proceso de consolidación interna del territorio.

El segundo hito implicaba la ocupación efectiva del espacio geográfico, lugar de hábitat ancestral de los aborígenes, que al decir de un periodista de La Nación “son muchos mas argentinos que nosotros…”.

Establecer los límites reales y ejercer el control polí¬tico del mismo, fue el planteo de aquella famosa generación de los 80. Del Roquismo o del Unicazo, pero para ello había que inventar “el Desierto”. Primero el sur y luego. Lógicamente el del Norte.

Paralelamente se ofrecí¬an las tierras del “desierto”, tierras publicas o del fisco, por medio de la instrumentación jurídica que a posteriori ligarí a al modelo de impuesto por los políticos del orden conservador y dictados por los amos del poder internacional: “La Banca Británica” y esto hasta muy entrado el presente siglo. Que por ello, es obvio, no fueron los beneficiarios ni los colonos, ni los soldados que lucharon por ella y menos por los aborígenes.

El soporte jurídico otorgado primero por las leyes Nacionales a las concesiones, beneficiaron con cinco millones de hectáreas a solo 112 adjudicatarios del Gran Chaco. Entre esas se encontraría la de Camilo Bouvier y adyacentes al mismo la de Benjamín Zapiola.

La Ley 817 Articulo 104 promulgada por el entonces Presidente Don Nicolas Avellaneda concedía parcelas de 80.000 ha. Condicionadas para la colonización y la instalación deferente de los extranjeros europeos imponiendo como mí¬nimo la instalación de 250 familias con los terrenos mensurados y con infraestructura mínima para que funden las colonias y ejerciten unas administración y control de gestión llevada a cabo por la oficina de tierras y colonización.

Luego el Presidente Carlos Pellegrini promulgo, el 21 de Noviembre de 1891, la Ley Nacional 2.875, donde “blanqueaba” los huecos administrativos y jurídicos, ya que casi el 85% de las concesiones no habían cumplimentado dichas reglamentaciones.

En tal estado se encontraba la concesión hecha a favor de Benjamín Zapiola.

El mismo había, mientras tanto, transferido a la sociedad Ruggero Bossi y Cia. Y este a su vez al Señor Juan Manuel Marana.

Por su parte Don Juan Manuel Marana, por escritura publica establece que las 80.000 ha. han sido adquiridas por el señor Manfredi Hertelendy, menos las últimas que fue saldada por su viuda Doña Elvira Marana de Hertelendy.

El 31 de julio de 1899, el Superior Gobierno de la Nación aprobó la mensura practicada por el agrimensor Germulfo Sol.

 

Finalmente el Presidente Julio A. Roca, el 29 de septiembre de 1899, otorgo el titulo de propiedad de las tierras que incluí a el trazado de la planta urbana de una ciudad, a favor de los herederos de Manfredi Hertelendy. La primitiva urbanización de la ciudad fue elaborada por el Ing. Tapia y certificada en la década del año 20 por el In. Félix Gattaneo a fin de subsanar errores de ubicación y trazado bajo la nominación Pueblo Manfredi de Hertelendy.

La primera mensura se realizo con los pobladores que sugirieron su estadía bajo la tutela del Dr. Gaspar Rodríguez de Francia – y la ocupación de los fortines paraguayos en tiempos de Don Carlos Antonio López y de su hijo Francisco Solano López, el Mariscal.

Luego de la Guerra Grande, los obrajeros del Bajo Pilcomayo, como también los nuevos vecinos que atrajo la instalación de Puerto Pilcomayo es la década de 1875-85, supone una amplia actividad, a despecho de loa que luego dirían los nuevos dueños de la tierra.

Manfredi de Hertelendy, el visionario que proyecto una ciudad estratégica en la frontera con Paraguay

El crecimiento y progreso de un pueblo necesariamente es una obra de una comunidad, pero en la historia de la humanidad esta clara que hoy hombres visionarios, animados por noble espí­ritu de empresa, dotados del empuje y eficacia imprescindibles para proyectar y dar el impulso inicial fundamental para que el pueblo se convierta en realidad. Don Manfredi de Hertelendy fue un visionario, imagino y proyecto una ciudad estratégica, creando las condiciones para su crecimiento y desarrollo. Ese proyecto es hoy, la ciudad de Clorinda. En la fecha (29 de Setiembre de 1999) se celebra el Centenario del dí­a de la firma de la escritura del Estado Nacional a favor de Manfredi de Hertelendy, culminación de un proceso en el que reconoce como cumplidas las condiciones de colonización en 80.000 hectáreas dadas en concesión a la sociedad que habí­an integrado con Don Ruggero Bossi. En esa fecha Manfredi de Hertelendy pone en marcha la planificación urbana para la población a la que ya presentí­a como estratégica en el corazón de América del Sur. Ya en esos años, en su legado epistolar, Hertelendy consideraba al pueblo llamado Clorinda como lugar ideal para el intercambio comercial entre los paí­ses de la región, nexo futuro entre ambos océanos e incluso región apta para la experiencia con cultivos no tradicionales como el algodón y el caucho. Manfredi de Hertelendy nació en San Fernando, Provincia de Buenos Aires, el 15 de Mayo de 1856, hijo de Carlos de Hertelendy, noble con titulo de conde en Hungrí­a, y Doña Clotilde Pietranera. A los 20 años Manfredi queda huérfano de padre y su señora madre padece de ceguera lo que pone a prueba, muy joven, su temple para las adversidades.

Es entonces que tiene a su tia y madrina, Clorinda Pietranera, como principal sostén familiar y la protección del esposo de la misma, Ruggero Bossi, su socio en el comienzo de su proyecto de colonización. Sin duda la gratitud impulso a Manfredi de Hertelendy para denominar al pueblo proyectado con el nombre de su querida madrina Clorinda. Hertelendy llego a poseer varias concesiones en Chaco y Formosa. Hombre progresista, de carácter fuerte, dedica parte de su vida al desarrollo de esos territorios.

Viajero incansable, gestiono capitales para distintos emprendimientos. Trajo semillas nuevas e hizo conocer en el exterior las posibilidades que veí­a en la zona.

Tuvo éxitos y fracasos. Asociado con capitales de Bélgica patrocino la construcción del Ferrocarril Sudamericano, que imagino continuando desde la punta del riel en Reconquista hasta Asunción Del Paraguay, pasando lógicamente, por Clorinda y desde alli por Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia.

Se asocio también con los señores Bracht y Devoto para la formación de la Compañí­a Argentina de Quebracho, vislumbrando la empresa como valioso factor del desarrollo para Formosa.

Convencido de la importancia estratégica de Clorinda y cumpliendo con las normas de colonización, fomento el asentamiento de población en el pueblo, disponiendo la mensura preliminar (de Gernulfo Sol) para el trazado definitivo años mas tarde.

Su actividad y sapiencia la vinculo con personalidades de Formosa y Asunción.

Tuvo comunicación fluida con Florencio Gorleri, Domingo Bibolini, Antonio Petirossi, Santiago Tarantini; también con los gobernadores Irineo Lima y Vicente Posadas, entre otros, según consta en documentación del archivo familiar. En 1897 Manfredi de Hertelendy contrajo matrimonio con Elvira Marana, hija de su gran colaborador y amigo Don Juan Manuel Marana.

El matrimonio tuvo tres hijos: Aní­bal, Jorgelina y Rolando; este ultimo de notable gestión con la comunidad, llego a presidir el municipio y también alcanzo la primera magistratura de Formosa.

Una peritonitis puso fin a la vida de Manfredi de Hertelendy el 26 de Noviembre de 1904 en época en que todaví­a no se conocí­a la penicilina.

Se trunco su vida, pero no su obra.

Su joven esposa, Elvira Marana, tuvo la virtud de contribuir a la creación e impulso de la mayorí­a de las instituciones básicas de la comunidad y sus hijos, especialmente Rolando de Hertelendy, se encargaron de hacer realidad el proyecto preferido del visionario: la ciudad de Clorinda.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s




%d bloggers like this: